El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, afirmó este jueves que la ley contra opositores que entró en vigor esta semana en Nicaragua amenaza las elecciones de 2021 en ese país. 

Pompeo indicó que con la aprobación de la ley, el gobierno de Daniel Ortega “se aísla aún más en la región” con una medida que va en contra de la participación en las elecciones de nicaragüenses. 

“La implementación va a lastrar aún más las instituciones democráticas y los procesos prohibiendo a las figuras de la oposición presentarse, lo que amenaza en convertir a las elecciones de 2021 en algo que sólo sea nominalmente una elección”, afirmó el secretario de Estado en un comunicado. 

La polémica ley, denominada de “defensa de los derechos del pueblo a la independencia, soberanía y autodeterminación para la paz”, fue publicada en el diario oficial de Nicaragua el martes.

La norma – que fue promovida por el gobierno – plantea que “aquellos que demanden, exalten y aplaudan la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua” no podrán optar a cargos de elección popular.

Además serán considerados como “traidores a la patria” y podrán ser procesados penalmente.

“Estados Unidos no va a tolerar estas amenazas a la democracia de Nicaragua, ni va a tolerar la opresión del pueblo”, afirmó Pompeo que recordó que Estados Unidos ha tomado extensas acciones para sancionar al entorno de Ortega, las últimas esta semana. 

an/mps