El presidente Joe Biden está abierto a negociaciones diplomáticas con Corea del Norte sobre la desnuclearización, informó la Casa Blanca después de completar una revisión de la política estadounidense. 

“Nuestro objetivo sigue siendo la desnuclearización completa de la península de Corea”, dijo a los periodistas la secretaria de prensa de Biden, Jen Psaki. 

La política estadounidense será conducida por “un enfoque práctico y calibrado que está abierto y explorará la diplomacia” con Pyongyang, dijo. 

Psaki dio pocos indicios de qué tipo de iniciativa diplomática podría adoptar la nueva administración, pero sugirió que Biden había aprendido de la experiencia de gobiernos anteriores, que han luchado durante décadas contra el régimen de Corea del Norte, y en los últimos años, contra su creciente arsenal nuclear. 

Dijo que Washington no “se concentrará en lograr un gran trato”, aparentemente refiriéndose al tipo de trato global que Donald Trump percibió como posible cuando se reunió con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. 

La Casa Blanca tampoco seguiría el enfoque más distante llamado “paciencia estratégica”, adoptado por Barack Obama, dijo Psaki. 

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, que visitará la Casa Blanca el 21 de mayo, instó a Biden a que se comprometiera directamente con Kim sobre la desnuclearización. 

sms/ft/dg/yow