La justicia griega abrió una vasta investigación tras denuncias de agresión y acoso sexual, tras la detención del ex director artístico del Teatro Nacional, Dimitris Lignadis, acusado de violaciones en serie de menores. 

El Gremio de actores (SEI) indicó que ha recibido centenares de denuncias durante las últimas semanas contra Lignadis, un reconocido director y actor, así como contra otras personalidades del teatro. 

Este lunes, Spyros Bibilas, presidente del SEI, presentó a la Fiscalía de Atenas elementos sobre este caso. 

La fiscalía de Atenas ordenó además este lunes una investigación en torno a artículos publicados en los medios de comunicación, que señalan violencia sexual contra menores migrantes sin acompañamiento que habrían tomado clases de teatro con Lignadis.

A partir de mediados de enero, las denuncias sobre agresiones sexuales en los ámbitos del deporte y la cultura han aumentado en Grecia en el marco de un #MeToo tardío, lanzado por la atleta Sofia Bekatorou, bimedallista olímpica de vela. 

Entonces declaró que cuando tenía 21 años fue víctima de «acoso y violencia sexual» en su habitación de hotel por parte de un miembro de la Federación de vela. 

Su testimonio animó a otras deportistas, así como a estudiantes, periodistas y actrices a romper el silencio sobre agresiones sexuales tres años más tarde del nacimiento del movimiento #MeToo en Estados Unidos.

– ¿Se rompe un tabú? –

En las últimas semanas también muchas personas han hablado sobre el acoso sexual a menores, un tabú en Grecia. 

El domingo un profesor, de 62 años, fue suspendido de su cargo tras ser procesado por abusar sexualmente de un niño de ocho años, después de que los padres de la víctima presentaran una denuncia hace poco tiempo, de acuerdo a una fuente judicial.

El procedimiento penal comenzado el sábado por violación de menores en serie contra Dimitris Lignadis, de 56 años, tuvo lugar tras las denuncias de dos presuntas víctimas de violencia sexual, incluida violación, en 2010 y 2015, respectivamente, cuando éstas eran menores de edad. 

El exdirector artístico del Teatro Nacional, Dimitris Lignadis, el 21 de febrero de 2021 en Atenas, Grecia
El exdirector artístico del Teatro Nacional, Dimitris Lignadis, el 21 de febrero de 2021 en Atenas, Grecia. ©AFP

Lignadis, quien rechaza los cargos, se vio obligado el 6 de febrero a renunciar a su cargo de director del  Teatro Nacional, señalando un «clima tóxico, de rumores, insinuaciones y filtraciones». 

Bajo custodia policial desde el sábado de noche, Lignadis tendrá el miércoles una audiencia ante el juez de instrucción. 

Su detención ha causado un gran revuelo en el gobierno conservador, en el poder desde julio de 2019. 

La ministra de Cultura, Lina Mendoni, quien en agosto de ese año nombró a Lignadis al frente del Teatro Nacional, se encuentra desde la semana pasada en la mira de la oposición y de los medios de comunicación, que exigen «su dimisión».

El principal partido opositor, Syriza (izquierda), acusó el sábado al gobierno de tratar de «camuflar» el escándalo.

Éste defiende a la ministra con el argumento de que «Grecia es un Estado de derecho…».

str-hec/bds/age/mb