Los contagios de covid-19 en las últimas 24 horas en Argentina se elevaron a 20.870, récord desde el inicio de la pandemia de coronavirus, informó este martes el ministerio de Salud.

Las autoridades reportaron 163 muertes, una cifra que llevó el cómputo global de fallecimientos a 56.634, con un total de casos de 2.428.029 desde comienzos de marzo de 2020, en un país de 45,4 millones de habitantres.

«Necesitamos medidas intensivas, transitorias, tempranas y oportunas, sin impactar en el comercio y la producción y lo menos posible en la educación. La segunda ola es un hecho», afirmó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en rueda de prensa.

En su campaña contra el covid-19, el país sudamericano ha recibido hasta ahora 7,2 millones de vacunas, de las cuales más de cuatro millones son de Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya. El resto se distribuye entre las de Sinopharm (China), Covishield (India) y AstraZeneca (anglo-sueca).

Argentina está a punto de aplicar restricciones frente a un aumento alarmante de casos, situación que requiere de «tres semanas de un esfuerzo más grande» de la población, dijo Vizzotti.

Unas 4,5 millones de dosis de las vacunas fueron administradas a 3,7 millones de argentinos, entre los cuales casi 700.000 recibieron las dos dosis.

En Argentina las fronteras están cerradas al turismo extranjero y se han suspendido los vuelos con países que atraviesan momentos críticos, entre ellos Reino Unido, Brasil, y Chile.

– Posible colapso sanitario –

El gobierno federal mantiene reuniones con las provincias para acordar medidas preventivas y restricciones, en particular en los grandes núcleos urbanos.

Un encuentro está previsto entre las autoridades nacionales y las dos administraciones que gobiernan en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde viven 15 millones de los 45 millones de argentinos.

«Aunque estamos vacunando, hay que bajar la transmisión viral», enfatizó Vizzoti.

La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria advirtió que «la posibilidad de un colapso sanitario es real».

«El ritmo de vacunación no será lo suficientemente rápido como para contener una segunda ola, salvo que la población decida voluntariamente restringir las conductas de riesgo y adoptar las medidas de distanciamiento, al mismo tiempo que acepte la vacunación que le sea ofrecida», señaló este martes en un comunicado.

La ministra dijo que se busca acelerar la vacunación de las personas de riesgo, entre ellas los mayores de 60 años y los de entre 18 y 59 años con factores de comorbilidad, población que estimó en 15 millones de personas.

Según Vizzotti, 55,6% de los mayores de 80 años ya fue vacunado al menos con una dosis y 40,7% de los de entre 70 y 79 años. Entre el personal de salud, 90% ya fue vacunado con la primera dosis y 60% con las dos. 

ls-dm/nn/dga/gma