Unas 13.000 personas fueron evacuadas este domingo en Fráncfort (oeste de Alemania), mientras que expertos artificieros se disponían a desactivar una bomba sin detonar lanzada sobre la ciudad durante de la Segunda Guerra Mundial. 

La bomba de origen británico de 500 kg de peso fue encontrada el jueves en una obra en construcción en un barrio ubicado en el oeste de la capital financiera alemana, indicaron los servicios de emergencia locales. 

Las autoridades dictaminaron un radio de evacuación de 700 metros en un área donde hay varias residencias para ancianos, infraestructuras de calefacción e internet, así como instalaciones de la empresa ferroviaria nacional, Deutsche Bahn. 

Se prevé que los trabajos de desactivación continúen hasta la noche a causa de las restricciones por la pandemia de coronavirus, señalaron las autoridades.

Setenta y cinco años después de la finalización de la guerra, Alemania sigue sembrada de artefactos sin detonar, que con frecuencia son encontrados durante obras de demolición o construcción.

Al comienzo de este año, expertos desactivaron siete bombas de la Segunda Guerra Mundial encontradas en el lugar donde se levantará la primera fábrica europea de Tesla (automóviles eléctricos y componentes para éstos), en las afueras de la capital, Berlín. 

También han sido desactivadas este año varias bombas en Colonia y Dortmund. 

En 2017, fue descubierta y desactivada en Fráncfort una bomba que pesaba 1,4 toneladas, lo que provocó la evacuación de 65.000 personas en el mayor operativo de este tipo desde la finalización de la guerra en Europa, en 1945.

fec/spm/age/mis