Las autoridades sanitarias europeas empezaron el jueves el proceso de evaluación de la vacuna rusa Sputnik V, en pleno aumento de contagios, mientras Italia, que presiona para acelerar la campaña de vacunación europea contra el coronavirus, anunció el bloqueo del envío de dosis de AstraZeneca a Australia.

El regulador europeo comenzó el jueves el examen de la vacuna Sputnik V, que Rusia dice estar dispuesta a suministrar a 50 millones de europeos, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresa su preocupación por el aumento de casos en el continente.

La semana pasada, los nuevos casos de Covid-19 en Europa aumentaron en 9% tras seis semanas de reducción para alcanzar un poco más de un millón, aseguró el director para Europa de la OMS, Hans Kluge, en rueda de prensa. «Hemos registrado un resurgimiento en Europa central y oriental. Los nuevos casos también aumentan en varios países de Europa occidental, donde ya había índices elevados», agregó el responsable.

La división Europa de la OMS agrupa a más de 50 países que se extienden hasta el centro de Asia.

«Más de la mitad de nuestra región registra un número creciente de casos», dijo Kluge. 

De los 53 países que forman la región Europa de la OMS, 45 han empezado a vacunar. 

– Europa estudia vacuna Sputnik –

La Agencia europea de medicamentos (AEM) inició un estudio de la vacuna rusa Sputnik V, producida por el centro de investigaciones moscovita Gamaleia, una etapa clave para su eventual despliegue en Europa.

Luego de ese anuncio, las autoridades rusas se dijeron dispuestas este jueves a suministrar vacunas a 50 millones de europeos a partir de junio.

«Tras la aprobación por parte de la EMA, estaríamos capacitados para suministrar vacunas para 50 millones de europeos a partir de junio de 2021», dijo en un comunicado Kirill Dmitriyev, director del fondo soberano ruso, que ha contribuido al desarrollo de esa vacuna.

El laboratorio alemán CureVac firmó un acuerdo con el gigante farmacéutico suizo Novartis para la producción a partir de 2021 de la vacuna de ARN mensajero covid-19 que está desarrollando, anunció la empresa.

Recipientes con la vacuna rusa Sputnik V contra el Covid-19, en un hospital de Budapest, Hungría.
Recipientes con la vacuna rusa Sputnik V contra el Covid-19, en un hospital de Budapest, Hungría. ©AFP

Novartis fabricará «50 millones de dosis como máximo» a finales de 2021 y  unos 200 millones en 2022, agregó el comunicado.

El proyecto de vacuna de CureVac se encuentra actualmente en la fase 3 de ensayos clínicos y está siendo evaluado en forma continua por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés).

La Comisión Europea firmó un contrato con CureVac por 405 millones de dosis.

Por ahora, tres vacunas están autorizadas en la Unión Europea: las de Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca. La de Johnson & Johnson está en proceso de autorización, y las de Novavax y CureVac, están en proceso de examen.

Cinco países, entre ellos Reino Unido, Suiza y Canadá, esperan aprobar, según un procedimiento acelerado, las nuevas generaciones de vacunas capaces de neutralizar las variantes del coronavirus, según una recomendación revelada el jueves por un consorcio que reúne sus agencias de medicamentos.

Alemania y Suecia autorizaron el jueves después de Francia, la aplicación de la vacuna AstraZeneca/Oxford a las personas de más de 65 años.

Italia anunció el jueves el  bloqueo de la exportación a Australia de vacunas desarrolladas por el laboratorio AstraZeneca contra el covid-19, en base a una normativa de la UE.

burx-slb/mm/fjb/eg/gma