Este año se cumplen cuatro años desde que un hombre de Richfield de 24 años fue asesinado a tiros cuando caminaba a casa después de una celebración del 4 de julio. Según relata la historia publicada en Fox 9, si bien la familia de Jonathan O’Shaughnessy dice que todavía no hay pistas sólidas en el caso, no están perdiendo la esperanza. Y mientras esperan, están retribuyendo en memoria de su hijo. El sábado, la familia centró su atención en ayudar a un grupo de rescate de animales en Hastings, Minnesota. Fue una tarde llena de perros muy felices de ver a sus invitados que se detuvieron en Hastings para entregar varios carros llenos de donaciones para «Emotional Rescue».

«El cumpleaños de Jonathan era el 9 de febrero, así que recolectamos todos los años desde el 9 de enero al 9 de febrero … esto era solo suministros para perros», explicó la madre de Jonathan, Cynthia Kuntz, de Justice for Jonathan. Es una familia lidiando con su propio dolor, pero con ganas de devolver lo que su hijo hubiera querido. «Realmente lo disfrutamos, y fue en honor a Jonathan porque realmente amaba a sus animales», dijo Kuntz.

La madre de Jonathan, Cynthia, dice que realiza estos eventos comunitarios para retribuir, pero también se trata de asegurarse de que no se olvide lo que le sucedió a su hijo en Richfield. «Todo el mundo amaba sus abrazos de oso; lo veías venir con una gran sonrisa y sabías que también vendría un abrazo», dijo Kuntz. El joven de 24 años caminaba a su casa en Richfield con su familia el 3 de julio de 2017, después del baile callejero anual del 4 de julio de la ciudad, cuando fue asesinado a tiros en un tiroteo desde un vehículo en la calle 64 cerca de la Cuarta Avenida Sur. Los responsables nunca han sido capturados.

Cynthia concentra su energía en asegurarse de que el caso de Jonathan se resuelva y en encontrar nuevas formas de ayudar a los demás mensualmente. «Me gusta hacerlas por él, y es un honor hacerlo por él y mantener su nombre en el público y ayudar a la comunidad», dijo. Siempre esperando que el nombre, la foto o incluso la escena de Jonathan pudieran despertar algún tipo de recuerdo. «Alguien sabe quién lo hizo, así que tal vez eventualmente digan algo», dijo Kuntz.