Casi 4 millones de dosis de la vacuna COVID-19 más nueva se enviaron a partir de la noche del domingo desde los laboratorios a los depositos de entrega y comenzarán a enviarse a los estados para inyectarse a partir del martes, publicó Canal 5 ABC. La Casa Blanca dijo que todas las reservas de la vacuna Johnson & Johnson de dosis única recientemente aprobada se eliminarán de inmediato. J&J entregará alrededor de 16 millones de dosis más para fines de marzo y 100 millones en total para fines de junio, pero la distribución se retrasará.

Aunque la nueva inyección es más fácil de administrar y solo requiere una dosis, la administración no altera sus planes de distribución. La Casa Blanca alienta a los estadounidenses a que tomen la primera dosis disponible, independientemente del fabricante.