La japonesa, Nozomi Okuhara, antigua campeona del mundo de bádminton, ganó su primer título desde noviembre de 2018 al derrotar este domingo en la final del Abierto de Dinamarca a la española Carolina Marín.

La japonesa de 25 años derrotó a la andaluza, oro olímpico en 2016 y tres veces campeona del mundo, por 21-19 y 21-17.

«Comparada con otras rivales, Marín es más rápida y tiene un ataque más agresivo. Me concentré en la defensa y el juego de pies, y mis pies se movieron muy bien hoy. En conjunto, el partido me fue muy bien», dijo Okuhara, cuyo último título había llegado en Hong Kong en 2018.

Marín admitió que cometió demasiados errores.

«Creo que la principal razón de la derrota fue los errores que cometí. Logré muchos golpes ganadores pero también muchos errores», dijo la española de 27 años.

dj/psr/iga