Tom Brady y la conquista de su séptimo título, la actuación del cantante The Weeknd y la poesía de Amanda Gorman concentraron la atención del 55º juego de Super Bowl, en el que los Buccaneers arrasaron 31-9 a los Chiefs en Tampa (Florida). 

A continuación un relato de los momentos más destacados del gran espectáculo deportivo de Estados Unidos:

– Minuto de silencio por las víctimas –

Antes del inicio del partido en el Raymond James Stadium, el nuevo presidente estadounidense pidió, a través de un mensaje de vídeo pregrabado, un minuto de silencio en homenaje «a los más de 440.000 estadounidenses que perdieron la vida durante esta pandemia». 

El mandatario aprovechó para instar a la población a usar mascarillas, respetar el distanciamiento social, someterse a pruebas de covid-19 y vacunarse cuando sea su turno.

– Homenaje a los héroes anónimos –

La joven de 22 años, quien cautivó en la toma de posesión de Biden en enero, recitó un poema original de tributo a dos educadores y una enfermera que se distinguieron por su labor durante la crisis sanitaria.

Fue la primera ocasión en que la poesía formó parte de la gran final de la liga de football americano (NFL)

– Brady y ‘Gronk’, la mejor pareja –

Los Buccaneers encaminaron el triunfo ante los Chiefs antes del descanso con dos chispazos de la emblemática conexión entre el mariscal de campo Tom Brady y el ‘tight end’ Rob Gronkowski, socios durante nueve años en los New England Patriots.

Con los dos touchdowns servidos el domingo por Brady y materializados por Gronkowski se convirtieron en la mejor pareja en la historia del Super Bowl, superando las marcas de los míticos Joe Montana y Jerry Rice.

El triunfo tiene el significado añadido de que hace un año Gronkowski estaba retirado y solo aceptó regresar a la NFL para apoyar a Brady en su nueva aventura en Tampa.

– The Weeknd, más ‘show’ que nunca –

El cantante canadiense, quien dijo que invirtió siete millones de dólares de su propio bolsillo para mejorar su espectáculo, ofreció el que quizás sea el ‘show’ de medio tiempo más impactante visualmente.

El cantante canadiense The Weeknd durante su espectáculo en el descanso del juego del Super Bowl.
El cantante canadiense The Weeknd durante su espectáculo en el descanso del juego del Super Bowl. ©AFP

Superando el formato de un miniconcierto, Abel Tesfaye, más conocido como The Weeknd, consiguió trasladar su particular universo a un estadio de football americano pese a las limitaciones logísticas por los protocolos contra el virus.

El canadiense apareció en un escenario ubicado en la grada y abrió el ‘show’ con «Starboy» frente a un decorado con una silueta urbana iluminada con luces de neón.

Los 12 minutos de espectáculo concluyeron con el cantante en el césped rodeado de más de un centenar de bailarines con sus cabezas completamente vendadas, mientras entonaba «Blinding Lights» y caía una lluvia de fuegos artificiales en la cancha.

– El «Boss» cede a la publicidad –

Después de evitar ceder su imagen para promocionar productos, Bruce Springsteen protagonizó un anuncio de Jeep emitido en el Super Bowl en el que abogaba por la unidad entre estadounidenses.

El rockero apareció en las imágenes recorriendo las vastas extensiones del Medio Oeste y observando «esperanza en la carretera», en uno de los muchos comerciales preparados especialmente para la noche televisiva.

– «¡Volveremos!»: Tom Brady –

Para un mito del deporte como Brady, alcanzar su séptimo título ante Patrick Mahomes, el mejor jugador de la actualidad y su probable sucesor, tampoco es suficiente.

Ganador insaciable, el californiano sigue sin considerar la retirada y a sus 43 años se comprometió a pelear por volver al Super Bowl la próxima temporada, en la que sería su undécima final.

tu-gbv/ll